viernes, 25 de noviembre de 2016

MICRORRELATO: 'NOCHE TRAS NOCHE'

Comparto con vosotros un microrrelato que escribí unas semanas ha para la edición de 2016-2017 del concurso Relatos en Cadena (Escuela de Escritores / Cadena Ser). El requisito para esa semana era comenzar el microrrelato con "Sigo observando mi trocito de cielo". El otro requisito -que siempre está ahí- era el de no superar las cien palabras (sin contar esa frase inicial). Por supuesto, no seleccionaron el microrrelato (lo escribí rápido y da para a lo que da), pero eso es lo de menos; ya que lo tenía por ahí, lo comparto.

He aquí el microrrelato (espero que os guste):

Sigo observando mi trocito de cielo; otra puesta de sol, otra explosión de estrellas. Y así, noche tras noche, tras cambiar golondrinas por murciélagos, me 'olvido' de la cena. Pero no me olvido de ella. Quizá tenga razón mi madre: ya no vivo la vida, sino la muerte. Porque vivir es soñar y hace meses que no sueño. Sin embargo, duermo mucho. Siempre lo estoy haciendo; aunque mire el suelo, el techo o el cielo. La próxima semana me levantaré de esta cama y dejaré todo atado. Así, sin remordimientos, podré echarme a dormir para siempre. Ojalá ella me espere allí arriba.

-Alberto P.M.-
Barcelona. Octubre de 2016.

sábado, 29 de octubre de 2016

QUÉ SABRÁN

Qué sabrán los gremios
de todos sus premios;
no quisieron existir.

Qué sabrán los años
de todos mis daños;
ya se fueron a dormir. 

Qué sabrás, amiga,
de cada corrida;
solo pueden ser así.

Qué sabrá la vida
de la poesía;
aún me queda por vivir.

---Alberto P.M.---
Barcelona. 27-10-2016.

jueves, 29 de septiembre de 2016

SOY ACTOR

Sé que soy actor, 
tímido, incapaz, 
pero un actor, sin dudar, 
entregado a una función, 
a los juegos del azar, 
y muy poco al guión.

-Alberto P.M.-
Barcelona. 21-9-2016.

martes, 27 de septiembre de 2016

HOY VUELVO A SUFRIR

Hoy vuelvo a sufrir,
me fallan las fuerzas,
me ahogo por dentro,
no quiero salir...
salir ahí afuera,
donde todo el mundo
se guarda qué piensa,
y parece feliz,
rodeados de penas,
sintiéndose solos
como yo me siento
cuando todo me acecha,
cuando necesito
una copa de ganas,
su cuerpo en mi cama...
Hoy pensé en escribirle,
volver a decirle,
volver a explicarle,
pero creo que es tarde...
mis ganas de cuentos
de hadas y rosas
sufrieron desarme;
y encuentro papeles,
papeles manchados,
que cuentan vivencias,
historias pasadas,
y los ducho en gasofa,
los lleno de fuego,
los dejo sin ropa...
y me siento peor,
me inundan las penas,
me faltan maneras
para desquitarme
de toda tristeza...
No quiero ser nada,
no quiero palabras
que a nadie le hablan.

-Alberto P.M.-
BCN. Septiembre de 2016.

lunes, 26 de septiembre de 2016

NO CREO EN LA POESÍA

Yo, la verdad, no creo en la poesía,
como no creo en los cuentos
o en todo en lo que alguien cree,
porque nací siendo yo,
ni peor ni mejor, solo yo,
y nací viejo, cansado, hastiado y deteriorado,
pero fuerte en valores y creencias,
fuerte en razones y sobre todo emociones,
y soy un montón de historias soñadas
que están guardadas, encerradas, en un solo cajón,
e instantes que creé para sentir que ese actor soy yo.

-Alberto P.M.-
Barcelona. Septiembre de 2016.

sábado, 24 de septiembre de 2016

MARÍA TIENE MIEDO

María tiene mucho miedo a todo el que trafica amor,
a las palabras huecas, a un negro corazón.

Va despacio caminando para sentir el control,
para no perderse nada, para ahorrarse un resbalón.

María viaja siempre lejos del poder de un corazón;
para no morirse dentro, esconde el suyo en un rincón.

Hoy algo ha dado un vuelco, hubo un giro de guión:
alguien le ofreció su mano; pero ella renunció.

Garabatos en papel, su diario actualizó:
"Sigo siendo como era, nunca me hice mayor".

Hoy María tuvo miedo a sentirse como yo. 

---Alberto P.M.---
Barcelona. Noche del 15 al 16 de septiembre de 2016.

jueves, 22 de septiembre de 2016

AYER NACIÓ UNA CARTA

Ayer te escribí una carta, pero no te la envié.

Hablaba de ti y de mí, pero poco de nosotros.
Narraba lo que fuimos, callaba lo que somos.
Hablaba de amistad, pero muy poco de amor.

Era todo caos, como nuestra relación.
Eran garabatos en un papel sin voz.
Era un papel en un sobre marrón.
Era un viaje por esta habitación.

Ayer nació una carta sin destinación.

-Alberto P.M.-
Barcelona. Septiembre de 2016.